martes, 16 de noviembre de 2010

El Dogo Argentino en el Ámbito de la Caza

Si te interesa que tu Dogo Argentino se integre en los ámbitos de la caza aquí os dejo una entrevista a los titulares de criadero de Dogos Argentinos Cochicó.

--Uds. viven en Victorica, una zona rural muy buena para la montería, al oeste de La Pampa, ¿cuál es la finalidad de los clientes que les compran Dogos Argentinos?
--El interés de los clientes responde a finalidades diversas. Algunos buscan Dogos Argentinos para cazar, para tener algún “pesado” en la jauría; otros lo hacen para guardia. También están los fanáticos de la raza que quieren un ejemplar bien típico e, incluso, están los que se lo llevan para mascota de sus hijos, ya que nuestros dogos poseen muy buen carácter, son equilibrados y mansos. Nosotros cuidamos mucho el temperamento del perro porque el mismo es parte heredado y parte adquirido. Nuestro cuidado apunta a que la calidad de su sangre sea la mejor, el resto depende del futuro dueño, que es responsable de terminar de formar el carácter del cachorro.

--¿Practican ustedes montería con sus Dogos?
--Sí, pero no con nuestros sementales, es decir no con los que tenemos en el plantel para cría que, por supuesto, conocen al chancho jabalí y, en su oportunidad, han salido a cazar. Pero tratamos de cuidarlos, porque nos costó mucho conseguir ejemplares con ciertas características. Lo que hacemos normalmente, es utilizar para la caza a cachorros provenientes de ellos. En una palabra, utilizamos a los hijos para cuidar más a los padres.

--¿La gimnasia funcional cazadora se transmite de padres a hijos?
--La gimnasia funcional es importante a fin de conservar en la raza el objetivo de su función. Yo creo que el Dogo Argentino trae en la sangre el instinto de caza y no lo pierde fácilmente, por más que sus progenitores nunca hayan visto un jabalí. Está hecho para eso. He visto cachorros criados en el campo -hijos de padres que nunca cazaron- acostumbrados a salir todos los días detrás del caballo que, cuando descubren un rastro fresco, no dudan en seguirlo y si encuentran al chancho se prenden a él.

--O sea que el instinto de caza es difícil de perder...
--Hacen falta muchos años y hasta cambios de hábitos para que eso ocurra, y el Dogo Argentino es una raza relativamente nueva que está en pleno auge. Algunas personas prefieren no cazar con ellos o les ponen chalecos protectores para evitar que un jabalí los dañe. No creo que por estas cosas una raza corra el riesgo de perder el instinto de caza.

--Hay cazadores que desaconsejan el uso de chalecos protectores...
--Sí, escuché decir que los Dogos no deben usarlos porque les haría perder su característica piel gruesa que los hace capaces de soportar golpes y cortes. Me parece absurdo. No estoy en contra de quien tiene un Dogo porque le gusta, del que no lo saca a cazar o del que le pone chaleco protector, pero es imposible que porque haya gente que cuide más que otros a sus Dogos se pierda su esencia cinegética. Es imposible. Hablamos de una raza hecha muy a conciencia. No hay que tener miedo de que pierdan, por los motivos señalados, sus características. Sí hay que tener cuidado de no desvirtuarlas con cruzas incorrectas.

--¿Cuales son los rasgos físicos y de comportamiento de los jabalíes de la zona?
--Nuestros jabalíes son más grandes y más fuertes que los puros, ya que están cruzados con chanchos caseros. Tienen los colmillos más cortos pero con más filo, porque son un poco mas finos. Los jabalíes puros poseen la cabeza más larga y recta que los cruzados.

--¿Existen diferencias de comportamiento entre ambos tipos?
--Todos son difíciles de atrapar. En una zona de tanto campo, cualquiera sale a cazar, ya sea con perros, apostados, al venteo, reflectoriando, a pie, como sea... La caza con perros es muy difícil porque los jabalíes están muy perreados y se han puesto muy rápidos. Entre nosotros se usa mucho las cruzas y perros más livianos. Antes se cazaba sólo con Dogos pero ahora no, al Dogo puro se le complica por el tema de la velocidad, necesita sí o sí punteros que alcancen al chancho y lo empaquen hasta que llegan ellos.

--¿Cómo es el paisaje de la zona y de qué manera influye o condiciona la caza del jabalí?
--En Victorica el monte tiene partes de mucha espesura y partes de monte alto. Más al oeste es más llanura con zonas también densas de vegetación. Esto favorece al jabalí, ya que allí le es más fácil resguardarse y defenderse de los perros. Por lo general se ponen debajo de un piquillín y esperan a los perros para darles un trompazo. O también cuando los perros están prendidos los sacuden contra los troncos de los caldenes, para sacárselos de encima. Resulta difícil al cazador acceder rápidamente al lugar de la pelea, tanto a pie como a caballo. Y es desesperante porque uno escucha ladrar a los perros y no puede llegar. Esto hace que por lo general mueran muchos de ellos, principalmente los livianos, los punteros que tienen que esperar que lleguen los dogos que inmovilizan al jabalí hasta que los cazadores terminan el trabajo.

--¿En Victorica se caza en campos o cotos?
--Con autorización se puede cazar tanto en cotos como en campos. En cuanto a los permisos hay que sacar uno en la Dirección de Fauna o en la comisaría del pueblo, para jabalí y/o ciervo, y hay que tener firmado los permisos del dueño de campo. También es necesario sacar el permiso de jauría, en Fauna, donde otorgan un número para marcar a los perros cada vez que se sale a cazar.

--¿Existen baqueanos?
--En los cotos hay guías que saben donde están los padrillos, porque ya los tienen cebados con maíz y llevan al cazador directo o lo dejan apostado en el lugar donde saben que van a bajar. Pero por lo general, en los cotos no se caza con jauría, hay muy pocos que lo permiten; yo diría que casi ninguno. En el campo están los baqueanos que (si quieren) te pueden decir por donde pasan los chanchos. Pero, lo mejor es madrugar y salir a rastrear uno mismo.

--En Victorica, además de jabalíes, ¿hay otros animales que se puedan cazar en montería?
--Sí, para caza mayor también está el ciervo. Y en los cotos hay de todo, pero son animales que no pertenecen a este lugar, los han traído para la caza, nada más. Después, tenés zorro, ñandú, perdices, liebres, vizcachas.

--¿Cómo se lleva con los chicos el Dogo Argentino que practica montería? ¿Recomienda algún consejo para una relación segura?
--El Dogo Argentino que practica montería, que sale al campo, que anda mucho, es un perro descargado, no hay que tener miedo de que porque sea cazador vaya a ser agresivo. No tiene nada que ver; al contrario, es más peligroso un perro que está encerrado o atado y no sale nunca. Por otra parte, el Dogo Argentino es un perro muy equilibrado. Pero no es para cualquiera, hay que saber criarlo, educarlo y ponerle límites. Un Dogo educado correctamente, y en manos responsables, es seguro, cariñoso y capaz de dar su propia vida por defender a su familia. En cuanto a los consejos ya lo dije antes, lo principal es la crianza. Un Dogo bien criado es el mejor compañero, el mejor guardia, el mejor cazador y algo comprobado por todos los que hemos tenido Dogo Argentino es que después de él no querés tener un perro de otra raza.

FOTOS: Ejemplares de Cochico


Información obtenida de:

http://www.elperriodico.com.ar/68/nota6.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario